domingo, 18 de junio de 2017

DÍA  32 
CARIÑO – CABO SAN AGUSTÍN. Ortiguera (Asturias)
Salgo muy temprano con un día desapacible que poco a poco va “abriendo” y por entre medias me pongo en contacto con Fran Silva en Lorenzana. Este chavalón es un “fan” de primera línea que se ha implicado en la aventura desde el minuto cero. Se hizo un porrón de km desde su pueblo en Lorenzá (Lugo) hasta el mismísimo cabo de Peñas para coincidir allí con el grupo de amigos que desde varios puntos de Asturias habían quedado, amen de los que me acompañaron desde el cabo san Agustín .
Terreno este por el que ando muy conocido pues esta ya muy cerca de mi casa y la Almiranta y yo siempre hemos tenido cierta querencia por Galicia, por lo gallego y por los gallegos mismos . Así que ya me considero en casa .
Antes tengo que unir La Estaca de Bares y su Punta .
La Punta de Bares y la Estaca de Bares. Dos accidentes geográficos que aunque cercanos, diferentes. Cumplo con los dos y me atrevo a poner la Cirila  justo delante de la cancela del faro que coincide abierta, con lo que la foto queda mas bonita
Yo conocía al farero que atiende este faro, pero no encontré a nadie visible, aunque un coche estaba aparcado cerca del edificio . Tampoco quise molestar, así que seguí mi rodar hasta la Estaca, encima del bonito pueblo de Bares .
Este es el punto mas septentrional de la península y para nosotros los marinos con una importancia especial pues delimita de alguna manera el mar  Cantábrico y el  Océano Atlántico .  Recuerdo emocionado las muchas veces que desde Gijon veníamos a los pasos migratorios de Bares . Nos poníamos las botas contando ejemplares de Alcatraz y andábamos al despiste con los militares de la antigua base para poder vivaquear o quedar a dormir en  los coches .
     
ORTEGAL Y ESTACA DE BARES 

 Cumplida la misión me voy costeando hacia Vivero donde pretendo atar a un par de amigos más. Pero cada uno a sus quehaceres el uno de viaje y el otro en ese momento fuera del pueblo con reunión familiar . Así que desde allí me voy al interior , a Lorenzana. Donde no hay ningún cabo pero vive   Fran  Silva.

Espero pues a Fran en la plaza de su pueblo sentado al lado de un pequeño estanque que vigila una rana verde que en su día echaba agua por el pitorro de su boca. Esa foto es la que le envío para que me sitúe y me busque. Cuando después de veinte minutos escribiendo, levanto la vista, me lo encuentro con una sonrisa de oreja a oreja. Nos dimos un abrazo mientras me decía que llevaba unos minutos observándome y que vista la concentración que ponía en mi labor,fácil que me hubieran “levantado” la Cirilator sin enterarme aun estando aparcada a menos de cinco metros
.- La Cirila si no la arranco yo no arranca y en el caso de que lo consiguieran, ella se quejaría y yo la oiría…le digo
Se ríe, claro
       
LA RANA DE LORENZANA CUSTODIA MI CUADERNO                             TIERRAS DE FRONTERA
Nos reunimos con Marcial, un amigo suyo aficionado también a los clásicos y nos vamos a comer al pazo/castillo de Tovar . Un maravilloso lugar que restaurado en parte, alberga hoy un buen restaurante muy recomendable. Pote, jabalí, salmón, lubina, pulpo. Un festín para los sentidos. Bien cocinado y bien presentado en un lugar en los que los de la La  Faba Club ya han organizado concentraciones. Tiene Fran la promesa de que para este verano o con Vespa, Dyane, 2CV etc, allí me tendrá
Con unos anfitriones de lujo visito las dependencias del pazo-castillo que se sitúa en el centro del valle donde se cultivan las “fabes” (esta es una licencia de Asturiano, allí les llaman alubias) que me he comido un par de veces durante el viaje y que Fran me regaló amablemente ya en  Cabo Peñas.
Fotos, vídeo. Posados ahora así ahora asá y por la coña del documental que entre Marcial y Fran me hacían, casi tenemos que llamar a los bomberos de Lugo para “excarcelar” a Fran del interior de la Cirila ;descapotada y asomando él por el techo, se quedo encajado. No por su tamaño…que también. Es que las risas no le dejaban atinar con la salida .
                                                         
                                                LA SESIÓN DE FOTOS/VÍDEOS . Pazo/Castillo de Tovar
Aun me acompañan ambos y me ponen fuera del valle en la nacional a Ribadeo, que es la misma que pegadita al rió Eo, me va a llevar a Vegadeo. Me va a llevar a Asturias.
Hago un alto para sestear veinte minutos abandonando la carretera y acercándome al rió por una pista. Una dama del Rio, la garza real de mi Almiranta se estiro todo lo que pudo al oírnos llegar a su playa fluvial .Se puso en modo “palo” tieso y seco de un gris claro . En ese momento salí de la pista y deje la Cirila al “relentin”. Sin moverme un pelo. Ella tampoco nos consideró peligro, pues aguanto en su sitio. Apague el motor y ella se mosqueo un poco. Yo sé que si no abro la puerta, si no aparece la figura humana, el ruido de la puerta que se cierra, el paisano que a 40 metros avanzara hacia ella, se iba a quedar en su posadero. Muy lentamente alcance a ponerme el cojín en la nuca y cerrar los ojos. Y podría decir parafraseando a Augusto Monterroso que  cuando desperté la Garza seguía allí… Habían pasado veinte minutos 
Toda una señal de buen augurio para la entrada en mi tierra
Atravesé el puente de Vegadeo cantando por lo bajini el Asturias Patria Querida. El Asturias de mis amores que mi amor esta en Asturias y ya muy cerca .
No me duelen prendas en dejar constancia aquí de que me emocioné un poco. Que lo poco que me quedaba para unir la Estaca de bares con mi Cabo de san Agustín, sirvió de repaso fugaz a toda la “vueltina” . Estaba punto de cerrar el circulo. Estaba a punto e conseguirlo 

La TPA, el comercio y La Nueva España estaban esperándome en Ortiguera. En mi cabo.
Pero con ser los medios importantes lo son mas las personas, los amigos que se acercaron a recibirme Por supuesto que mi Almiranta también
Personas y vehículos, parafernalia de los medios con sus trípodes, sus cámaras, sus micrófonos, etc esperaban en la explanada. En el sitio para el aparcamiento. No lo pude evitar… no paré. Seguí con toques desaforados de claxon y saludos a voz en grito, hasta que, saltando la acera, planté mi Cirilator a los pies del faro. Hice la maniobra para ponerla de popa a la pequeña puerta de su base y solo entonces me bajé, para apurando los pocos metros que había –entre las risas y coñas de los amigos de que me había pasado- ir al encuentro de mi Almiranta a la que hacia 32 días que no le daba un beso.
El resto se puede imaginar;.Entrevista, fotos, ponte aquí, ponte acá, ahora con el faro de fondo, ahora con los amigos, ahora con la Cirila en primer plano, etc etc
  
SE CIERRA EL CIRCULO .CABO SAN AGUSTÍN .....OTRA VEZ !!!!!!!

Mi llegada fue noticia en el telediario de la TV del Principado de Asturias y en la Nueva España y el Comercio .Con profusión de fotos y comentarios. Y ni que decir tiene que en el pequeño cosmos particular en el que cada  uno habita, fui muy celebrado.
      

SE CIERRA LA VUELTA A LA PENÍNSULA . CABO SAN AGUSTÍN ,,,,,!!!!!


Uno de los periodistas me preguntó por la siguiente aventura, si haría algún otro viaje con el mismo u otro vehículo
.- Gijon / Moscú para el verano que viene, que por allá arriba para estas fechas está demasiado frío para lo friolero que soy, les dije
así lo reflejaron en los medios, comprometiendo ya el verano del 2018 para subir con la Cirila hasta Moscu y plantarla en la plaza del Kremlin . Ni que decir tiene que lo venia mascando y que toma ahora carta de naturaleza . Palabra dada e intención de cumplirla .

Solo me resta agradecer a todos, los viejos amigos y los que he ido haciendo por el camino, las atenciones y las ayudas recibidas. Sin ellos, sin vosotros, no hubiera sido posible. De corazón, gracias. Muchas gracias

Os veo por aquí enseguida… y dedicare una entrada en el blog con el marecumbe técnico que muchos me habéis pedido. Los kilómetros, los gastos, las averias  (que no hubo) el consumo, etc


miércoles, 5 de abril de 2017

-31- POR LAS RIAS ALTAS

DIA  31 

MUXIA – CARIÑO

El día amanece con la caluma típica de la costa, que se va despegando para a las diez de la mañana desparecer del todo. Voy en demanda de la Torre de Hércules y de su ciudad de la Coruña que atravieso cuando los relojes cantan las diez.
Sale el sol y sube la temperatura que me hace descapotar como si estuviéramos en verano.
Justo cuando llego a la base que tienen habilitada para autobuses, turismos y demás turisteos, valga la redundancia, están ventanilla con ventanilla, un coche de la policía local y  una furgo de la Autoridad Portuaria. Tras ellos la verja con la consabida señal de prohibido el paso. “Acceso permitido solo a vehículos autorizados” tal era la advertencia. Así que me bajo y les pido permiso para entrar a poner la Cirilator a los pies de la torre para la cosa de la foto, vaya. Se interesan por la aventura y me felicitan.
.- No hay mucho lío, así que puede Vd. subir. Pero lo que es sacar la foto y bajar, eh ¡!
.- Se lo prometo jefe. Subir y bajar, le contesto agradecido.
.- Pues mire, aproveche que suben los de Portos  y vaya  “ a modiño” detrás de su furgoneta.
Así lo hago. Una vez arriba los operarios siguen a la base de la torre y yo le doy popa a la Cirila y la planto bajo la imponente mole de la torre de Hércules. Como no había mucho lío que decía el Local, me resultó muy fácil convencer a dos o tres turistas para que despejaran la zona y que no se metieran en cuadro. La foto, preciosa.

                                                         
                                                   DIFÍCIL FOTO PARA ESTAR ESTOS DOS TITANES   EN CUADRO

Nos paseamos la Cirila y yo por la Coruña descapotados, levantando sonrisas y algún parroquiano con el pulgar en alto al estilo americano, haciéndole un guiño a los 40 años de esta joya rodante. Respondíamos con un ligero claxon y la mano levantada sobre el techo con el ok más tradicional entre los que anduvimos de currelo por debajo de la mar. Un círculo uniendo pulgar e índice.
Haciendo memoria y recuento de la cantidad de veces que por causas tan distintas, hemos recorrido esta ciudad. Pero hay que seguir
En Betanzos hay mercadillo. La plaza está abarrotada de gente animada por el mercado y supongo que por el buen día. Casi como si fuera verano –
.- Tengo tallas y colores,,,!!!! Dos sujetadores por cinco euros guapa…!!!
Voceaba la gitana delante de su puesto.
.- Calcetines…!!!  Traigo el tres por dos, dice el otro.
Pero yo veo que mucha alegría por comprar no hay. Estoy en la terraza de uno de los bares con mi caña y mi pincho. He pedido el de la tortilla de patatas más famosa del mundo pero me dice el camarero que no, que eso tendrá que ser en las calles estrechas y de pronunciada bajada que acaban en el rio. Riquísima tortilla que lleva una cantidad de huevo con relación a la patata, verdaderamente desproporcionada para lo que estamos acostumbrados pero riquísima.
La Cirilator está “recaldadina” como dice mi buen amigo Toño que se las pinta solo para dar en el clavo con la situación, el adjetivo y la socarronería de un Playu de mas de 8 apellidos gijonudos .
Permitidme esta pequeña licencia que para los no avezados podría sonar a chino, pero no hay otra que defina mejor la situación de mi mesa, la plaza,la cañita brava y la Cirila en el bonito pueblo de Betanzos. Así que remato mis notas mientras en lo alto del campanario de la iglesia de Santo Domingo desgrana una a una las doce campanadas avisándome del ángelus, sacándome de mi concentración y devolviéndome campana a campana sobre el bullicio del mercado ……
.-Tengo tallas y colores ¡!!! Cómprame paya que traigo calidad ¡!!!!!”

            
                           EL SABOR DE LOS PUEBLOS, EL MERCADILLO,EL PINCHO DE TORTILLA QUE NO PUDO SER. BETANZOS

Busco el cartel de Pontedeume, lo paso y dejo Ferrol a mi babor, la carretera de Gándara me lleva poco a poco a Ortigueira, que vaya casualidad, también tiene el trajín del mercado semanal . Dos mercadillos llenos de los mismos puestos de sujetadores y  calcetines  iba a ser demasiado para mí, así que por asomarme al bonito puerto deportivo y “fisgar” los veleros y barcos que haya, aparco para darme otro descansito.
.-. “A vé Madrileño… que pides por la Dyane?”
Así me recibe el gitano vestido todo de oscuro. Camisa negra y corbata que no podría ni bajo tortura decir de qué color es. Bastón en su diestra con el que ya le vi de la que me acercaba, darle unos golpecitos a la rueda. Barriga considerable y calzado con lo que algún día debieron de ser unos botines negros. Imposible decidirme a ponerle edad. Solo acertaría si digo aquí que entre 55 y 75 años, tal es mi despiste. Imagino que mientras su mujer atiende el puesto – el de los sujetadores o el de los calcetines-  el trataba de que la mañana de mercado en Ortigueira se le hiciera más entretenida pegando la hebra con el primero que le llamara la atención y claro, la Cirila y aquel tipo que se le acercaba, larguirucho y tocado con un sombrero antítesis del suyo, le parecieron los ideales.
.- Hombre paisano, porqué dice que soy Madrileño?
.- “A vé, lo que pone la matricula; M de Madrí”
.- La Dyane si, le respondo, pero yo soy Asturiano. Quiere comprarla?
.- “A vé, asegún lo qui mi pida”, me contesta interesado
.- Hombre, primero tengo que llegar a donde salí. Mire estamos aproximadamente aquí – le señalo la pegatina de la puerta- y tengo que llegar al cabo de San Agustín . Pero después si le parece yo le llamo y se la podría vender. Me dice su número de teléfono?
Todo esto con sonrisas por ambos lados y buen rollo.
.- “A vé,  y  cuanto tiene que valé ?”
.- Nada hombre, ésta poco. Ya tiene 40 años. Déjeme su teléfono y hablamos cuando acabe
.- “A vé pero cuanto?”
.- Pues yo quiero seis mil o siete mil euros
Abrió mucho los ojos, levantó los brazos a la cabeza dejando que el bastón se balanceara desde su codo y riéndose a carcajada limpia me dice;
.- “No me llame Asturiano, no me llame ¡!!!!!!”
Sabiendo que los dos hablábamos por hablar, me despedí cuando ya el corrillo que se había formado, casi no me dejaba desaparcar.
                                            EL COQUETO PUERTIN DE ORTIGUEIRA 

Cabo Ortegal me recibe después de múltiples carteles que no dejan que te pierdas. Una empinada cuesta lleva hasta el cementerio y unos kilómetros más entre eucaliptos que apenas dejan ver la mar, aparece imponente el cabo. Tiene su faro de los que yo llamo “entubados” igual que el de mi casa, igual que el mío y como muchos más que sustituyeron a los antiguos.
Se trata de unos tubos prefabricados de hormigón que en tramos  de varios metros, se van ensamblando –entubando- hasta conseguir la altura necesaria. Se pintan en bandas de negro y blanco y ya está el faro listo. Pero lo que manda aquí es el sitio. Lo que impone aquí es la caída sobre el acantilado y los Aguilloes. Los guardianes de la ría de Santa María, más conocida por la de Espasante. Peñascos inhiestos y afilados que al estribor del cabo y a pocos cables, emergen de un Cantábrico por lo general en esta zona, bravo.
Así que desde A Pedra Recimada, Os Tres Irmáns, La Insua Maior, Con el Peñón de Rodicio etc. Conforman la Punta dos Aguilloes . Centinelas y guardianes de esta ría alta
Aguantando un Nordés fresco mientras hacía las fotos, recordaba la entrada ya de noche, para amarrar en Cariño en una navegada desde Vigo. No sé desde donde imponen mas; desde la mar y cercanos o desde el acantilado, puntiagudos y desafiantes.
                                         
                         CABO ORTEGAL Y LOS DEFENSORES DE LA RIA DE CARIÑO, LOS AGUILLOES

Cariño era buen lugar para la pernocta y me dirigí a un área de caravanas que una señal y el empleado de una gasolinera me indicaban. Ya el de la gasolinera con un “no sé yo como estará aquello. Cartel sí que puso el ayuntamiento, pero nada más “ no me las prometía muy felices . Al lado del pabellón municipal era el sitio. No había agua. No había luz ni pareciera que estuviese iluminado. No era más que una explanada en la que por supuesto, se podía aparcar. Lo que sí había eran dos coches con el capó y puertas abiertas que dejaban oír su chunda chunda al que quisiera o no quisiera oírlos. El personal que bebía y medio bailaba, seis u ocho chicos y un par de chicas. Y siento aquí el prejuicio, que igual son bellísimas personas pero no me inspiraba ninguna confianza pasar la noche allí.
Un hotelito en el centro me sacó de dudas. Con el bar abajo donde el paisano, un gallego retornado y con media vida trabajando en Venezuela, me invitó a un café
.- Se quede o no se quede a dormir, le invito a lo que quiera que menuda aventura trae
Lo decía porque yo arreglaba el precio con la señora y una vez con el ok, me tomo en su mesa ese cafetito.
Wifi, calefacción, tranquilidad y desayuno a la mañana siguiente por cuatro perras
.- Y la Cirila la aparca Vd. aquí enfrente de la cafetería que nada le va a pasar. Como si la deja abierta, descuide
Una vez más dormí como un bendito. No llegaba el chunda chunda de aquellos coches hasta allí.

Os veo por aquí enseguida. 

lunes, 27 de marzo de 2017

-30- HACIA EL FINIS TERRAE Y LA COSTA DA MORTE

DIA 30

Hacia el Finis Terrae y la Costa da Morte .

Se une Cabo Silleiro a Finisterre. A este hermano mayor de todos los cabos
… “ El grande, el temido, el fin de la tierra. El que más mete su nariz en este Atlantico majestuoso… se ha unido a sus hermanos pequeños, pues todos son pequeños cree este humilde marino, ante la fuerza de esta punta de tierra. Cabo que ya me pone a ganar E. Ya me pone en casa”
Esto les ponía a los amigos del grupo de was de UNIENDO CABOS . Y  muchos de ellos, conocedores de cabos por el lado de mar y por el lado de tierra, coincidían conmigo.
Las Rías bajas que se van bordeando dejan paso a las Rías altas que a mi particularmente por recogimiento y belleza, por ser mas pequeñas, mas “manejables”, me gustan más . Una parada obligada en Padrón que por otras veces y otras aventuras en ocasiones sobre dos ruedas en lugar de cuatro, es un pueblo querido . Los pueblos de Padrón, Pontedeume, Ferrol, la costa Ártabra que le llaman, le llevan a uno en un rodar suave y lleno de curva y contra-curva hasta el pueblo de Fisterra en este día soleado y de buena temperatura para ser finales de febrero. La playa de la Langosteira, preciosa en su enorme extensión solitaria hoy y preciosa

 
ACERCÁNDOSE A FISTERRA                                       PUEBLO Y MUELLE DE FISTERRA



Las parada aquí es obligada pues recuerdo este puerto con agradecimiento a sus pescadores, gente de mar, mecánico y sobre todo a mi amigo Nicolás, que me dió toda la cobertura necesaria para, desde Vigo, a asistirme en una arribada forzosa con avería mecánica a bordo de mi amado velero. A todos ellos dediqué las fotos del puerto, playa y muelle. Y porque sé que es su costa preferida a un gallego ilustre e ilustrado y a su mujer asturiana; Luis Rios y Josecely

Por la empinada subida que accede al cabo aún se ven algunos peregrinos –pocos- que en un postrer esfuerzo, pretenden quemar entre aquellos riscos, sus botas y sus ropajes cumpliendo así el rito del Medievo .Por supuesto que lo primero que uno se encuentra son señales de prohibición. Prohibido entrar con vehículos si no son para acceder al hotel. Bien, hagamos que vamos al hotel .Prohibido quemar utensilios o hacer fuegos. Bien, pues ya me dirán que hacen las mas de 20 restos de fogatas que he ido viendo. Y es que no hay nada como prohibir para excitar más al prohibido. Aquello de que la manzana prohibida/robada es mas sabrosa y si se coge directa del árbol que no es tuyo, aún más . Ojo, que hablo de una manzana, eh ¡!!!

 
            EN EL CABO Y FARO DEL FIN DE LA TIERRA .  (Mas allá , Dragones...se decía )

  
El acantilado es fuerte y el asomarse con una ligera brisa que lo abraza todo me traslada mentalmente a la mar. A las veces que he doblado este cabo navegando. Una de ellas la que comento más arriba. A vela, sin motor y apurando al máximo la maniobra para, sin ser remolcado, por mis medios, atracar suavemente en el muelle de pescadores, quienes me dejaron estar los dos días necesarios para que llegaran mis amigos con la pieza necesaria y reparar el “hierro”. Dos días más tarde estaba navegando hacia Oporto con Colás de primer oficial. El día soleado y fresco el viento. Con el barco “perita, perita”….. que es como tienen que estar las cosas cuando están bien, según él.

Vamos rodando hacia el norte todavía subiendo por esta Costa da Morte tan temida por los navegantes de los siete mares, pero si cabe más aún por los ingleses que fueron quienes le dieron el funesto nombre. Rafael Lema lo explica bien: ” … no se entiende Europa sin el Finisterre milenario, ni lo que somos sin Europa. Y sin el mar.El Finisterre mítico. Abarca la zona con más naufragios de Europa y el gran cementerio marino del Atlantico, junto al cabo Hatteras. Es pues un viaje físico, costeando la comarca mas brava y bella del Atlantico, y una serie de singladuras al pasado de otros días y otras épocas” -COSTA DA MORTE. Un país de sueños y naufragios . Editorial  GAC3-.

Y no será porque tengan ellos costas suaves y buenos abrigos.

Busco un camping ya muy cerca de Muxía. El que me indican está abierto pero cerrado. Es decir que la cancela está abierta de par en par pero el camping no está abierto hasta la semana santa. De eso me entero después de pitar un par de veces, de llamar y dar vueltas más de quince minutos hasta que viene la pareja que lo regenta, no se si dueños o no y me dice lo anterior: que está cerrado al publico. De buen rollo les digo que poco les costaría  ponerlo ya en el cartel de la carretera pues está a seis kilómetros de la general, y ya por poner, otro en la cancela de la entrada. No les gustó mucho el comentario y por toda contestación… Bueno ya, pero ahora salga que vamos a cerrar la verja . Sin comentarios.

Muxía vive para la pesca cuando la hay y para el turismo cuando viene. Así que como “turista” tuve claro que estaba fuera de temporada . En una cafetería con wifi y generosos enchufes para mi portátil, (la batería cada vez me dura menos ) me apalanqué un par de horas que me resultaron muy provechosas en información. De allí me fui directo después de un par de llamadas de la chica super amable a un albergue particular después de que en el municipal le dijesen a esta mujer que hasta dentro de un mes no abrían.
Fantástico el albergue en el que solo estábamos una alemanona enorme que no hablaba ni papa de español y un italiano trotamundos al que había que mandarle callar. Pero que con sus treinta y pocos años llevaba dando vueltas por el mundo – si, por todo el mundo- desde los 21 . Solo se había impuesto una condición: que no pasaría mas de un año sin que desde el punto del mundo en el que estuviera, viajar a la Toscana para visitar a su madre . Cuando le dije que mi mujer y yo conocíamos aquel pueblo (Siena) y que teníamos amigos allí a los que visitábamos frecuentemente, se levanto de la silla con un sonoro…Mamma mia ¡!!! Y se fundió en un abrazo conmigo. Solo faltaba que el conociera a mis amigos, cosa que ya de resultar sería el colmo de las casualidades . Compartimos los víveres y organizamos una cena de lo mas entretenida . Por supuesto que intercambiamos mails y direcciones y la promesa de vernos… que será cuando él venga a Asturias pues va a ser difícil pillarlo en Italia . Me confesó su intención de seguir viajando hasta cumplir los 50 .
Eran cerca de las 02,30h. de la madrugada cuando ambos nos metíamos en nuestros sacos . La Alemana nos llevaba mucha ventaja.

Os veo por aquí enseguida

                                        

                                         

viernes, 3 de marzo de 2017

-29- YA ESTAMOS EN VIGO QUE ES CASI ESTAR EN CASA

DIÁ 29

VIGO

El día se pasa acompañando a Colás en su potente moto –una de ellas- a los distintos recados y gestiones que tenía . Bajé con Ángeles en su coche y a media mañana ya tomó el relevo Colás para estar conmigo. Cafés primero con los de una gestoría, cafés después con otros amigos, cañita brava a última hora de la mañana y ya me uno a ellos en una comida que tenían comprometida. Como los amigos de mis amigos, amigos míos son y a uno de ellos ya lo conocía, acabamos los cuatro delante de un codillo espectacular y de un buen rioja. Hablamos de la mar y de los barcos, como no. Y nos reímos de todo un poco que es de lo que se trata. El camarero, cocinero y saxofonista encantador y de buen oficio. Sobremesa y a un poco de siesta en la Superhonda 1000 que nos llevó en un periquete a su casa.
Aproveché para poner en orden las notas, para copiar las crónicas atrasadas , para ponernos al día de nuestras cosas de amigos y para descansar al fin de un día y otro también del rodar de la Cirila. Desde Barcelona que no repetía dos noches en la misma cama. Una gozada
Os veo por aquí enseguida 

                        
                         CREO QUE ESTA HONDA "HANDA" UN POCO MÁS QUE LA CIRILA

De Caminha a La Guardia

video


-28- SALIMOS DE PORTUGAL EMBARCADOS

DIÁ 28 

Cabo Silleiro/Cabo Home

Con el “enmierde” de Lisboa ya tuve bastante, así que en Porto no pensaba tirarme media mañana. Porto es una ciudad muy querida por mí  a la que la Almiranta y yo solemos bajar antes de que pasen dos años entre una visita y otra. Siempre encontramos la ocasión de pecar en sus bodegas de la margen izquierda del río y siempre nos aprovisionamos de nuestro Late Bottled Vintage (LBV) con lo que no me dolió nada bordearla por la autoestrada de circunvalación. Volveré Porto.Sigue como siempre antigua y quieta vigilando el río y cuidando tus bodegas. Volveremos
Salimos de Portugal a lo grande; embarcados en el ferry que desde Caminha y en cero coma, te planta en La Guardia .
Cabo Silleiro que en principio no tenia previsto hacer y que ahora al haber estado allí me doy cuenta de que seria imperdonable no unirlo a los demás, se alza imponente sobre las aguas de la costa de Oia con una historia de siglos, de incendios y de naufragios escrita en cada una de sus piedras . Allí comí ya muy tarde .

  
        A LA CIRILATOR Y A SU PATRÓN LO DE NAVEGAR LES GUSTA MUCHO...

  
                                 CABO SILLEIRO, DONDE COMÍ TAN RICAMENTE 

Los que por las redes sociales me fueron siguiendo de los clubes del 2CV de Vigo y Pontevedra se pusieron de acuerdo para reunirse conmigo en este cabo y acompañarme a la entrada de Vigo . A las cinco de la tarde según lo previsto llegaban subiendo aquella cuesta , dos 2CV, una Dyane -6 y otra Dyane AK-400. Todos ellos capitaneados por Manuel Ría, quien sigue este paseo ibérico desde el principio. Allí mismo me convencieron para, atravesando Vigo con muchas sonrisas de los viandantes y algún aplauso espontaneo, ir hasta cabo Home. Así que dicho y hecho . Se organizó la comitiva de estos locos cacharros y nos fuimos los cinco vehículos hasta cabo Home . No llegamos a tiempo para la puesta de sol que nos perdimos por cinco minutos. Pero el atravesar Vigo, bordear su ría,  pasearnos por los pueblos del borde Domaio, Moaña, Cangas… evitando el moderno corredor, hasta la punta de la Costa de la Vela tantas veces navegada y con tantos recuerdos para mí, mereció ampliamente la pena . Aunque el sol solo se intuyera a través de los pinos escondido en una mar mansa. Nos despedimos allí mismo y cada uno con sus desvíos fue deshaciendo la pequeña caravana.

 
       VAN LLEGANDO LOS COMPAÑEROS
                                                                                 
                                                                               CABO HOME, SIN PUESTA DE SOL

                                                                                                                                                     SE FORMO UNA PEQUEÑA CONCENTRACIÓN

Me esperaban Ángeles y Colás en Vigo que recién llegados del Sur pocas horas antes que yo, me abrieron su corazón y como siempre su casa.
Un día largo, un día emocionante, un día de muchas horas y de muchas sensaciones.
No había puesto la cabeza en la almohada y ya estaba dormido.




Os veo por aquí enseguida.